gusanosbanner

La filarosis canina es una enfermedad transmitida por mosquitos, también conocida como dirofilariosis o enfermedad del “gusano del corazón”, por ser este el órgano donde se alojan los parásitos adultos de Dirofilaria immitis durante la faste final de su ciclo vital. Estos gusanos pueden permanecer en el corazón de un animal durante años, llegando a causar problemas de hipertrofia e insuficiencia cardiaca derecha.

corazon¿A quién puede afectar?

Esta enfermedad afecta a perros, gatos, lobos, coyotes, zorros y algunas especies de animales exóticos como los hurones y leones marinos. El Gusano del Corazón puede crecer hasta una longitud de 15-30 centímetros y en una infección extrema se pueden encontrar más de cien gusanos en el cuerpo de un solo perro.

¿Cómo puede infectarse mi mascota?

Cuando un mosquito pica a un animal enfermo succiona sangre que contiene el parásito. Dentro del mosquito el parásito se desarrolla hasta alcanzar su forma infectante, que se va a localizar en el aparato picador del mosquito y cuando el mismo vuelve a picar a otro animal le deposita dicho parásito debajo de la piel. A partir de aquí la Dirofilaria llega a la sangre por medio de la herida producida por el mosquito y, tras atravesar distintos tejidos, se desarrolla hasta ser un parásito adulto. Al cabo de tres meses llega al corazón donde los adultos se aparean. A los seis o siete meses después de la infección inicial hay formación de nuevos parásitos dentro del organismo del perro, denominados microfilarias.

¿Cómo puedo saber si mi mascota tiene gusanos del corazón?

En animales jóvenes que no suelen presentar sintomatología clínica la mejor opción es realizar un sencillo análisis de sangre que nos dirá si nuestra mascota tiene gusanos adultos en el corazón, si tuviera la enfermedad, se le aplicaría un tratamiento para matar al parásito y si no tuviera la enfermedad se aconseja poner el tratamiento preventivo, que evita que se infecte nuestra mascota.